• 27MAY
    Crossfit a toda edad

    Crossfit a toda edad

    Compartimos con ustedes un artículo publicado en la prensa local sobre algunos de nuestros primes:

    Esta actividad física no es solo para los más jóvenes, también atrae a personas de mayor edad. Además, existe un programa para niños.

    Cindy Coronado tiene 44 años de edad, es mamá de cuatro hijos y practica crossfit desde el 2011. Años atrás, fue seleccionada nacional de natación, sin embargo tuvo que retirarse debido a una lesión en el hombro.

    “Mis traumatólogos me dijeron que no podría practicar ningún tipo de deporte que implicara movimiento, pero cuando decidí empezar a practicar crossfit me explicaron que podía empezar con ejercicios adaptados a mi nivel”, recuerda Cindy.

    Ahora, ella resalta los muchos beneficios que ha obtenido gracias a esta disciplina. “Con el paso del tiempo es posible que descuidemos nuestro cuerpo y el ejercicio te ayuda muchísimo, es un cambio de vida total”, dice. “Yo quiero tener una vejez saludable y para las mujeres que estamos entrando a la etapa del climaterio es excelente porque estamos en actividad constante”, comenta. “He empezado a hacerme responsable por mi salud y aunque sé que no voy a llegar nunca a ser una barbie ni delgada, sí quiero ser fuerte y saludable”, enfatiza.

    Al igual que Cindy, cada vez son más los adultos de más de 40 años, que han elegido el crossfit para ejercitarse. Así, una disciplina que se popularizó ampliamente entre los más jóvenes ha logrado expandir sus terrenos hacia otros grupos de personas.

    Carlos Javier Rodríguez, entrenador de Horda Crossfit en Guayaquil, comenta que cuentan con cerca de 40 personas inscritas en este rango de edades en sus diferentes horarios.

    Rodríguez, quien es coach de certificado por el Trident Crossfit de Virginia, Estados Unidos, aclara que la rutina de ejercicios tiene un proceso de progresión y adaptación y que se comienza con ejercicios básicos, trabajando con el peso corporal de cada persona. “Les ayudará a tener una vida digna, mantener un estado físico activo, desarrollan un buen rango de movilidad en sus articulaciones y esto les ayuda a evitar el sedentarismo”, explica. “Además, no pierden su línea de columna vertebral normal, porque a veces tienden a encorvarse, fortalecen su cuerpo y ganan flexibilidad y resistencia”, agrega.

    Estas ventajas de ejercitarse las corrobora Patricia Frías, de 51 años, quien comenzó a entrenar en crossfit desde los 49. “Cuando empecé, mis amigas que tienen más o menos mi edad, me dijeron que el crossfit no era para nosotras, que mejor intentara bailoterapia, pero yo dije ¿por qué no?”, dice.

    Patricia recuerda que desde el inicio empezó su rutina bajo la premisa de ejercitarse hasta donde su cuerpo se lo permitiera y, de esa manera, ha logrado buenos resultados. “Con el tiempo, el cuerpo ya se va acostumbrando a los ejercicios y se va ganando fuerza. Los dolores que antes me aquejaban ya no están, también bajé de medidas y me siento muy bien”.

    Rodríguez aconseja a quienes comiencen a practicar crossfit por primera vez, siempre obedecer al instructor y seguir su propio ritmo sin compararse con los demás.

    “A veces los estudiantes ven a personas de características similares a las suyas que están moviendo más peso o avanzando mucho más rápido y muchas veces, por el sentido de competencia del ser humano, se exigen más allá de sus capacidades”, explica. “Lo mejor es dejarse guiar por el entrenador, ir lento, con una buena calidad de movimientos y poco a poco ganar resistencia”, expresa.

    Recomendaciones

    Richard Salmon, cardiólogo y deportólogo, explica que el ejercitarse es algo primordial para mantener una buena salud y evitar enfermedades cardiovasculares, las cuales suelen ser más frecuentes luego de los 40 años de edad.

    “El ejercicio físico previene y retrasa el desarrollo de la hipertensión arterial, mejora la digestión y la regularidad del ritmo intestinal, ayuda a liberar tensiones y mejora el manejo del estrés. También ayuda a mantener la estructura y función de las articulaciones y mejora la calidad del sueño”, menciona.

    Sin embargo, el especialista aconseja realizar un examen de aptitud e idoneidad deportiva, que debe incluir exámenes funcionales cardiovasculares y del aparato locomotor, antes de comenzar a practicar crossfit. “Por ejemplo, para alguien con hipertensión sería peligroso alzar pesas, quien padece problemas coronarios no debe realizar ejercicios de máxima velocidad y las personas con problemas articulares o de columna podrían agravar sus lesiones”, explica Salmon.

    Comentarios

    comentarios